PBX (57) 7 - 6329162 |   contacto@specializedbucaramanga.com
DE LA BICICLETA Y OTRAS FORMAS DE VIVIR LA CIUDAD

DE LA BICICLETA Y OTRAS FORMAS DE VIVIR LA CIUDAD

Por @MujeresBicibles

 

La primera forma de biciactivismo es usar la bicicleta como medio de transporte. Para esto no se necesitan colectivos, ni ciclopaseos, ni jerseys. Se necesita una bicicleta. Una bicicleta para la ciudad, que no es lo mismo que una bicicleta para montaña, o una rutera o una bicicleta de cicloturismo, ni downhill... Sin embargo, para el ciclismo urbano, la forma más política y contundente de todos los ciclismos, se adapta cualquier bicicleta. ¿De qué depende? De lo que cada quien quiera, de la comodidad que cada quien encuentre y de la oferta de las tiendas de bicicletas.

Ir en bicicleta por la ciudad tiene múltiples beneficios: permite ahorrar, es amable con el medio ambiente, mejora los paisajes urbanos, recupera el espacio público que le pertenece a las personas, es buena para la circulación, para la digestión, para la respiración, para el ánimo. Marc Augé, en Elogio de la bicicleta, dice que “gracias a ella, todos hemos descubierto un poco de nuestro propio cuerpo, de sus capacidades físicas, y hemos experimentado la libertad a la que está indisolublemente ligada”. Y no es mentira: en bicicleta estamos conquistado otra manera más limpia y amable de vivir la ciudad.

En Bucaramanga y el Área Metropolitana, sumando los esfuerzos de los diferentes colectivos ciclistas, con años de resistencia y de defensa del uso urbano de la bici, y también de ese biciactivismo que cada ciclista aporta pedaleando por la ciudad, logramos poner el tema de la movilidad activa en una agenda de gobierno. Estamos pasando de ser una ciudad no apta para ciclistas, a una ciudad que muy lentamente y con algunos guiños de error, adapta nuevas formas para que ciclistas urbanos tengan mejores espacios para movilizarse.

 Y tenemos, entonces, la siguiente infraestructura:

 ·         Bicicarril tramo San Miguel: 360 metros.

·         Bicicarril tramo UIS – Campus central: 70 metros.

·         Ciclorruta parque lineal Q La Iglesia: 1 km.

·         Ciclorruta colegio Vicente Azuero (Avenida Bucarica – Carrera 3 – Calle 38): 900 metros.

·         Ciclorruta de la Cuesta Centro Comercial: 170 metros.

·         En construcción: Bicicorredor UIS – Parque de los Niños: 2.6 kms.

·         En proyecto: 17.4 kms de ciclorruta.

 En aparcamientos para la bicicleta:

 ·         202 aparcamientos para bicicleta ubicados en diferentes puntos de Bucaramanga y el Área Metropolitana: consultar aquí.

·         Aparcamiento en las estaciones de Metrolínea: Estación Parque UIS, Provenza, Cañaveral, Estación Temprana de Piedecuesta,

·         Centros comerciales: Megamall, La Quinta, Parque Caracolí, De la Cuesta.

·         Otros puntos privados como restaurantes y locales comerciales, que pueden consultar en el mismo link de la primera viñeta.

Además, el gobierno y el Área Metropolitana están revisando la implementación del primer piloto del sistema de bicicletas de uso compartido, que se desarrollará durante este año, y que promoverá la intermodalidad con Metrolínea. Maravillosas noticias.

Finalmente, vale la pena destacar que si bien estos son avances en la búsqueda de una movilidad segura y eficiente para ciclistas, aun persisten en algunas vías de Bucaramanga y el Área Metropolitana, mas de 60 señales que prohíben el uso de la bicicleta como medio de transporte. Por mencionar algunas de estas señales están ubicadas en las carreras 33, la 27, la 15, la 21, la 35, la 36, las calles 36 y 56 y sobre la autopista. Una realidad que deja bastante mal a quienes han querido organizar la movilidad favoreciendo el uso de vehículos con motor, por encima de la movilidad activa. Y, por encima del vehículo privado, en la jerarquía de la movilidad, estamos los ciclistas y los peatones.